viernes, 20 de enero de 2012

Una democracia al servicio de la dictadura del mercado

Por Jorge Capelán, RLP/TcS.

El presidente Daniel Ortega comentó el jueves la decisión del ultraliberal ministro alemán de cooperación, Dirk Niebel, de recortar la ayuda de su país a Nicaragua en el sentido de que el funcionario germano "concibe la ayuda al desarrollo como la aplicación del dogma neoliberal".
"El régimen nicaragüense tiene que asumir las consecuencias de su forma cada vez más autocrática de gobernar", justificó la decisión Niebel el martes.
Sin embargo, para el presidente Ortega la decisión del ministro no estaba motivada por una preocupación sobre el estado de la democracia en el pais, sino porque, según dijo, Niebel "es un funcionario del Gobierno Alemán que viene de una de esas grandes empresas que predican y practican el capitalismo salvaje".
En su discurso durante una entrega de títulos de propiedad en Managua, el comandante Daniel Ortega afirmó que el gobierno alemán estaba totalmente penetrado por intereses que promueven el dogma del mercado.
Nada más cercano a la realidad, ya que el concepto de democracia que maneja la Canciller Ángela Merkel, es claro al respecto.
El año pasado, la mandataria acuñó un nuevo concepto, el de "democracia adaptada al mercado".
A inicios de septiembre, Merkel fue preguntada por los periodista durante una conferencia de prensa, si no temía que la influencia del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), resultase en que el Bundestag y todos los demás parlamentos nacionales en Europa pronto llegaran a tener voz y voto en todas las decisiones importantes por adelantado.
A esto, la canciller respondió acuñando un concepto propio de democracia, fuertemente criticado en su país:
"Esta es una democracia parlamentaria. Por lo tanto, la ley de presupuesto es una atribución fundamental del Parlamento. Por lo tanto, vamos a buscar maneras de hacer que la participación parlamentaria sea de tal manera que aún así se adapte al mercado y, para que se envíen las señales apropiadas a los mercados."
También dijo Merkel que según ella, los políticos alemanes eran "conscientes de esa responsabilidad" (de obedecer al mercado y no a sus electores).
"Pero en Europa tenemos que buscar una manera de que, aunque tengamos varios países, igual se haga lo correcto", agregó.
¿"Tenemos"? ¿Quiénes? ¿Ella y Sarkozy? ¿Ella y los bancos? ¿Bilderberg? Evidentemente que no los alemanes que la eligieron… ¿"Buscar una manera"? ¿Qué manera? ¿Sobornos? ¿Amenazas? ¿Represión? ¿Golpes de Estado? Evidentemente, todas ellas.
En fin, el comandante dio en clavo, ¡y cómo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada