lunes, 6 de febrero de 2012

Un fin de semana histórico

Por Jorge Capelán, Radio La Primerísima, Tortilla con Sal.

El sábado, Rusia y China vetaron el proyecto de resolución sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU. Las dos grandes potencias del BRICs aprendieron la lección de Libia y esta vez se negaron a patrocinar pasivamente otra intervención militar de la OTAN. Con ello dieron al traste con el mundo unipolar.
Para el analista político Thierry Meyssan, este veto "sella el fin de un período de las relaciones internacionales que comenzó con el desmoronamiento de la Unión Soviética y que ha estado marcado por una dominación sin precedentes de los Estados Unidos sobre el resto del mundo".
"Ante la neutralización del Consejo de Seguridad, hemos de redoblar nuestros esfuerzos fuera de las Naciones Unidas junto con los aliados y socios que apoyan el derecho del pueblo sirio a tener un futuro mejor", dijo Clinton en Bulgaria, en su primera reacción a la frustración del sábado.
El sentido de las declaraciones de la Secretaria de Estado es evidente: Los EE.UU. buscarán cómo llevar adelante su gran guerra en el Medio Oriente al margen de las Naciones Unidas - algo fácil de decir, pero menos fácil de hacer.
De "indecentes y casi histéricas" calificó el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, ese tipo de declaraciones de la Clinton y de otros líderes occidentales.  Según los diplomáticos rusos, el proyecto de resolución sobre Siria presentado por Marruecos pero manufacturado por la OTAN en el Consejo de Seguridad "es unilateral", ya que no llama a todas las partes del conflicto a cesar la violencia.
"Es lamentable que países copatrocinadores del proyecto de resolución presionaron por la votación cuando las partes estaban todavía muy divididas sobre la cuestión, lo que no ayuda a mantener la unidad y la autoridad del Consejo de Seguridad, o a resolver el problema", dijo por su parte El vocero de la cancillería china, Liu Weimin.
En estos momentos, amigos desde Europa nos informan que los estrategas del imperio lamen sus heridas con una conferencia en Washington conducida nada más ni nada menos que por el ex asesor de Seguridad Nacional Zbigniew Brzezinski con los representantes del Departamento de Estado, el Senado, el Banco Mundial, el FMI y el Consejo de Seguridad Nacional para discutir, entre otras cosas, el tema de Irán y el control sobre la Internet. La "gobernanza global" está en serio peligro.
Los Estados Unidos ladran mucho, veremos qué hacen, ya que varios signos evidencian la debilidad de su posición.
Primero: Irán ha ensanchado su retirada del uso, tanto de dólares como de euros. Está hablando con India sobre cómo conducir el comercio de petróleo en oro. Con Rusia, China y otros países asiáticos, ya comercia en otras divisas que las occidentales. El embargo petrolero de la Unión Europea contra Irán será el último clavo en el ataúd del euro (y el fin de la propia Unión). Difícil que los Estados Unidos sigan gozando del mismo servilismo europeo de siempre en el futuro.
Segundo: El eje Teherán-Damasco-Beirut-Hamás sale fortalecido, mientras que el eje EE.UU-Israel-Arabia Saudí muestra sus grietas, entre otras cosas, por una hábil política China de negocio a tres bandas con Irán, Arabia Saudita e Israel. Las relaciones comerciales entre China e y la entidad sionista alcanzan un pico histórico. Israel quiere que los chinos les financien una vía para exportar su gas y su petróleo a China, una patada en el hígado para EE.UU. y una muestra de la ansiedad israelí por la salud de sus benefactores occidentales. Al mismo tiempo, China mantiene firmemente su apoyo a un estado palestino, a Irán y a la no intervención en Siria.
Tercero: El 2 de febrero, el gobierno egipcio prohibió salir del país al director del Instituto Republicano Internacional (IRI) y a varios cuadros de ONGs tóxicas "promotoras de la democracia" como el IDI y la Freedom House, en un acto de ingratitud supina de parte del segundo receptor mundial de ayuda militar estadounidense. Aparentemente, los generales egipcios están reaccionando ante la presión popular que les exige más independencia del amo imperial. Este fin de semana anunciaron que juzgarían a los espías. La respuesta de la Clinton fue la de amenazar con cortar la ayuda, valorada en unos 1.300 millones de dólares anuales. El Ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Mohamed Amr, no comió cuentos y escuetamente respondió diciendo que el gobierno de su país no puede interferir en la labor del poder judicial.
Mientras tanto, en Caracas tuvo lugar una reunión histórica, en la que los mandatarios del ALBA acordaron importantes pasos concretos hacia la independencia de América Latina y el Caribe y la integración económica y política de sus países: Sanciones a Gran Bretaña por su indecencia en Las Malvinas; demanda de integración de Cuba y Puerto Rico a la Cumbre de Las Américas o boicot a la reunión de Obama; puesta en marcha del Consejo de Defensa del ALBA; creación de un espacio económico del bloque y avances en la incorporación de nuevos miembros fueron algunas de las medidas más importantes.
El presidente Daniel Ortega puso sobre la mesa, entre otras importantes iniciativas, el tema de un canal interoceánico por Nicaragua.
La crisis avanza. Para el analista Thierry Meyssan, "el fracaso del Consejo de Cooperación del Golfo y de la OTAN (en forzar una intervención contra Siria) ha puesto en evidencia una correlación de fuerzas que muchos suponían pero que nadie podía verificar: los occidentales ganaron la guerra mediática pero tuvieron que renunciar a la guerra militar. Para parafrasear a Mao Zedong, se han convertido en tigres virtuales".
Parece que ese es el caso en lo que tiene que ver con Siria. Pero veremos qué pasa con Irán o con cualquiera de los otros puntos del planeta que tienen marcados en sus mapas los planificadores del imperio.
Son momentos para actuar con audacia, pero también con mucha mente fría. Desde hace décadas los Estados Unidos tienen planes para mantener su hegemonía a como dé lugar; el problema es que no tienen cómo lograrlo aunque, desgraciadamente, sí tengan demasiadas armas para hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada